Exposición Artística "Ni golpes que lastimen ni palabras que dominen"

Como preámbulo navideño el frío hizo titiritar Esteli, este 28 de noviembre el invierno también se despedía con su último chubasco. El agua hacía en la cancha del Herman Gmeiner un segundo cielo; el reflejo dejaba ver también como un grupo de 10 mujeres se acercaron al lugar, ellas eran anfitrionas del barrio Sandino que vinieron a preparar el espacio para la exposición que se aproxima.

Estaban viviendo una paradoja pues con escoba en mano rompieron roles: barrer y secar solo fue el preámbulo de apropiarse del espacio público, mientras los hombres (sus hijos o parejas) asumieron los roles del hogar.

Y la hora se hacia suya, poco a poco el escenario estuvo listo, la Exposición Comunitaria era una realidad. El perimetro semicircular lo definieron incontables caballetes, al lado autoras y autores con rostros de vanidad y brillo en los ojos, a los caballetes se adosaron las fuentes del máximo orgullo: preciosas obras coloridas, novedosas, escarchadas, con fotografías, pintadas o pegadas, en fin, se trató de collages, máscaras estilo africano, cubista o nuestro Güegüense, estandartes; y al centro dos hermosas obras colosales: los mosaicos del barrio Sandino y la Joya que aguardan ser instalados.

El micrófono tuvo voz de mujer y el orgullo encontró colores, dentro de ese nicho de arte, ahí estaba la fuerza del barrio.

Como hormigas anunciando un invierno copioso, en fila, de una en una o en grupo las mas o menos 70 personas se aproximaron a la exposicion "Ni golpes que lastimen, ni palabras que dominen" con la que el proyecto Empoderarte, auspiciado por Trocaire, se sumaba al esfuerzo global para la eliminación de la violencia contra la Mujer.